Artículos pedagógicos

Un caso de estudio supervisado por la Naace y la consultoría 9ine concluye que el uso del iPad en entornos escolares puede ser muy positivo, si se integra adecuadamente en los procesos de enseñanza y aprendizaje. El estudio se llevó a cabo en la Academia Longfield de Kent, que cuenta con unos 1.000 estudiantes de secundaria. Las principales conclusiones de la investigación son las siguientes:

• La gran mayoría de los profesores aplicaron el iPad en sus clases
• El uso del iPad fue especialmente destacado en las asignaturas de Inglés, Matemáticas y Ciencias
• Los estudiantes reclaman la ampliación de los usos del iPad
• Los docentes identificaron importantes beneficios para su carga de trabajo y también ahorro en distintos costes
• El uso de iPads se extendió a los deberes y no se limitó a un uso en el centro escolar
• Los alumnos estaban más motivados cuando usaban iPads
• La calidad y el nivel de trabajo de los alumnos, así como su progreso aumentó
• Tanto el personal como los estudiantes sintieron que podían trabajar más eficazmente con iPads
• Los niveles de trabajo colaborativo mejoraron
• Se observó un uso adecuado de apps para la formación y el aprendizaje
• Todos coincidieron en señalar que el iPad fue fácil de aprender a usar
• Surgieron cuestiones técnicas menores, a menudo debido a errores del usuario, que se pudieron detectar y solventar con relativa facilidad
• La gestión eficaz de la implementación de los iPads fue fundamental para el éxito del proyecto

iPad case study
Podéis descargar el informe completo de este caso de estudio en el siguiente enlace: The iPad as a Tool For Education – a case study

 

Fuente: http://apple.ididactic.com/

A menudo, hablamos de que la red es un lugar de interacción, de colaboración e incluso de cooperación. Muchas de las aplicaciones de al Web 2.0 se basan en compartir y favorecer el trabajo en equipo. ¿Y nuestras aulas? ¿Son cooperativas? ¿Utilizar las TIC nos asegura el trabajo cooperativo de nuestro alumnado? ¿En qué consiste el aprendizaje cooperativo? ¿Cuáles son sus bases?

Casi nadie pone en duda actualmente que el aprendizaje cooperativo es una de las estrategias metodológicas más adecuadas para favorecer el desarrollo de las competencias básicas. Trabajar en equipo (no en grupo) ayuda a desarrollar valores como la empatía, la ayuda mutua, la participación, la asunción de responsabilidades (competencia social y ciudadana), favorece la metacognición, la conciencia sobre los propios errores y la autorregulación del aprendizaje (competencia en autonomía y en aprender a aprender) y además propicia la interacción comunicativa oral y escrita (competencia en comunicación lingüística).

Leer más: El aprendizaje cooperativo

Howard Gardner es un líder internacionalmente reonocido en el ámbito de la psicología del desarrollo. Autor prolífico de varios libros y artículos de revistas sobre la naturaleza de la inteligencia, es mundialmente conocido por su teoría de las inteligencias múltiples , Gardner define la inteligencia como la capacidad de resolver problemas en un contexto dado y define en su teoría 8 tipos de inteligencia. En este artículo proporcionamos algunas aplicaciones de iPad para trabajar los distintos tipos de inteligencia que define Gardner en su teoría:

Volver