Un caso de estudio supervisado por la Naace y la consultoría 9ine concluye que el uso del iPad en entornos escolares puede ser muy positivo, si se integra adecuadamente en los procesos de enseñanza y aprendizaje. El estudio se llevó a cabo en la Academia Longfield de Kent, que cuenta con unos 1.000 estudiantes de secundaria. Las principales conclusiones de la investigación son las siguientes:

• La gran mayoría de los profesores aplicaron el iPad en sus clases
• El uso del iPad fue especialmente destacado en las asignaturas de Inglés, Matemáticas y Ciencias
• Los estudiantes reclaman la ampliación de los usos del iPad
• Los docentes identificaron importantes beneficios para su carga de trabajo y también ahorro en distintos costes
• El uso de iPads se extendió a los deberes y no se limitó a un uso en el centro escolar
• Los alumnos estaban más motivados cuando usaban iPads
• La calidad y el nivel de trabajo de los alumnos, así como su progreso aumentó
• Tanto el personal como los estudiantes sintieron que podían trabajar más eficazmente con iPads
• Los niveles de trabajo colaborativo mejoraron
• Se observó un uso adecuado de apps para la formación y el aprendizaje
• Todos coincidieron en señalar que el iPad fue fácil de aprender a usar
• Surgieron cuestiones técnicas menores, a menudo debido a errores del usuario, que se pudieron detectar y solventar con relativa facilidad
• La gestión eficaz de la implementación de los iPads fue fundamental para el éxito del proyecto

iPad case study
Podéis descargar el informe completo de este caso de estudio en el siguiente enlace: The iPad as a Tool For Education – a case study

 

Fuente: http://apple.ididactic.com/